Febrero, 2020.

Hudson, A. R., De Coster, L., Spoormans, H., Verbeke, S., Van der Jeught, K., Brass, M., & Mueller, S. C. (2019). Childhood Abuse and Adult Sociocognitive Skills: Distinguishing Between Self and Other Following Early Trauma. Journal of Interpersonal Violence. doi: 0886260520906190.

Resumen:

Experimentar abuso infantil (AI) deteriora el funcionamiento social complejo en los niños y niñas; sin embargo, se sabe mucho menos sobre sus efectos en los procesos sociocognitivos básicos, existiendo aún menos estudios que hayan investigado estos aspectos en personas adultas supervivientes.

Utilizando dos tareas de comportamiento, el estudio investigó la teoría de la mente (ToM) y el comportamiento imitativo en 41 mujeres que habían sufrido AI y 26 mujeres de comparación no afectadas (CNA). En la tarea espontánea de ToM, el grupo CNA mostró un índice de ToM más grande que el grupo AI, lo que indica más facilidad para reconocer la falsa creencia de otra persona.

En la tarea de imitación-inhibición, el grupo AI experimentó menos interferencia que el grupo CNA al observar los movimientos incongruentes de otras personas. Después de controlar la depresión, las diferencias en ToM se volvieron mínimamente significativas, pero se mantuvieron altamente significativas para inhibir el comportamiento imitativo.

Los hallazgos sugieren que las personas supervivientes de AI han alterado la adopción de la perspectiva y están menos influenciadas por las perspectivas de otras personas, posiblemente debido a cambios en la distinción entre ellas mismas y el resto. Se discuten las implicaciones clínicas con respecto a la práctica terapéutica en supervivientes de AI.

Artículo completo en:

https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/0886260520906190