Marzo, 2020.

En 2020, la violencia hacia mujeres y niñas, así como la brecha de desigualdad entre mujeres y hombres, sigue siendo un grave problema que no solo causa consecuencias negativas en las mujeres afectadas, sino que tiene repercusiones indeseables para toda la sociedad. El 8 de marzo, como el resto de días, desde CoPPA deseamos visibilizar esta situación que aún es una realidad en todo el mundo y movilizar a las personas colaboradoras y expertas en la búsqueda e impulso de soluciones.

El domingo 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer. Institucionalizado por la ONU en 1975, conmemora la lucha de la mujer por su participación dentro de la sociedad, su emancipación y la igualdad de derechos con respecto al hombre.

La brecha de desigualdad de género, la violencia estructural, la explotación, el abuso y la violencia (psicológica, física y sexual) hacia mujeres y niñas sigue siendo una realidad en 2020. Debido a ello y, con el fin de reivindicar que aún queda mucho trabajo y muchos objetivos por conseguir, como colectivo dedicado a la prevención de la violencia y la protección de los grupos en situación de vulnerabilidad, desde la Coordinadora de Profesionales por la Prevención de Abusos queremos agradecer a todas y todos los profesionales que, como parte de nuestra entidad, se dedican a abordar el problema de la violencia hacia las mujeres y a favorecer su empoderamiento. Del mismo modo, animamos a todas las personas colaboradoras a que incluyan en sus agendas de este año el impulso y el apoyo a intervenciones dirigidas a promover los derechos de las mujeres.

También queremos tener un reconocimiento especial hacia todas aquellas mujeres que, aún habiendo sufrido graves abusos o violencia, se vuelcan con fuerza y tesón en esta lucha, y brindan su apoyo a otras mujeres que se encuentran en su misma situación. Muy en particular, queremos agradecer a todas las mujeres que, demostrando su valentía, nos han hecho partícipes de su historia y han colaborado activamente en nuestros proyectos y estudios, a través de sus testimonios. Estas vivencias, ejemplos de una dolorosa realidad, contribuyen de manera significativa a que nuestras propuestas legislativas, investigaciones, intervenciones y mapas de feminicidios, entre otras acciones, tengan la precisión y el rigor necesarios para poder ser herramientas efectivas en la detección y prevención de la violencia hacia mujeres, así como un verdadero apoyo en la defensa de sus derechos.

Desde CoPPA seguiremos trabajando por la defensa de los derechos de las mujeres en Latinoamérica y España, así como en impulsar y secundar proyectos relacionados con la prevención y detección de la violencia y la atención a las mujeres afectadas por ella.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies