Marzo, 2020.


Un niño pintando con rotuladores de colores

  • Con motivo del cierre de los centros formativos a causa de la pandemia de coronavirus, muchas escuelas están proporcionado a su alumnado clases virtuales.
  • Sin embargo, dado que no todos los centros ni todas las familias cuentan con medios para impartir y recibir las lecciones a través de este canal, están surgiendo diversas iniciativas para que la educación consiga llegar a las casas de los millones de niños y niñas afectados.

Para frenar la expansión de la COVID-19, los gobiernos de muchos de los países afectados por la pandemia han ordenado el cierre de los diferentes centros formativos. Este hecho, que ha afectado tanto a la población infantojuvenil (escuelas e institutos) como a la adulta (universidades) en formación, está tratando de ser contrarrestado con el uso de las nuevas tecnologías. Así, muchos centros están proporcionado a su alumnado clases virtuales, con el fin de que las enseñanzas puedan seguir proporcionándose aunque sea a través de medios alternativos.

Sin embargo, no todos los centros formativos ni las personas afectadas están en disposición de dar o recibir clases a través de estos medios, dado que no disponen de ellos. Aunque esta realidad puede tener un efecto negativo en toda la población estudiantil, supone un reto especialmente complejo para aquellos alumnos y alumnas que, por su menor edad, requieren de explicaciones detalladas para entender las lecciones.

Ante esta problemática, el Ministerio de Educación y Formación Profesional del Gobierno de España ha puesto en marcha el programa “Aprendemos en casa”, cuya emisión se realiza de lunes a viernes y se reparte en dos canales de la televisión pública: en Clan las lecciones van dirigidas a niños y niñas de entre 6 y 12 años en horario de 09:00 a 12:00 horas, mientras que en La 2 las enseñanzas están destinadas a niños y niñas de entre 12 y 16 años en horario de 12:00 a 14:00 horas.

En ambos canales, se explican contenidos de lógica y matemáticas, ciencias sociales, educación artística, educación física, lengua e idiomas y ciencias naturales. Asimismo, el canal Clan ha lanzado la herramienta “Educlan”, donde se puede acceder a la carta a más de 300 vídeos que pueden servir de soporte para estudiantes de entre 3 y 10 años.

Por otro lado, bajo el hashtag #AprendoEnCasa, UNICEF América Latina y el Caribe ha lanzado un reto para que las familias jueguen y aprendan con sus hijos e hijas, y compartan sus actividades con otras familias. Así, la entidad sube cada día un nuevo desafío en el que, a partir de materiales normalmente presentes en las casas, se pueden completar distintas actividades. Estos pequeños retos fomentan aptitudes como la imaginación, contribuyen al pensamiento crítico, estrechan los lazos afectivos de las familias y ponen en práctica las lecciones aprendidas en la escuela, entre otros aspectos.

Desde la Coordinadora de Profesionales por la Prevención de Abusos (CoPPA) recordamos que el derecho a la educación está recogido en la Declaración de los Derechos del Niño de Naciones Unidas. Debido a ello, celebramos la preocupación por este colectivo, así como las medidas que rápidamente están surgiendo para satisfacer las necesidades formativas de millones de niños y niñas a lo largo del mundo.

Más información en:

https://www.rtve.es/rtve/20200320/rtve-aprendemos-casa/2010489.shtml

https://www.unicef.org/lac/aprendoencasa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies