Agosto, 2021.

Foto: Ana Durán, HolístiCan

Con el fin de velar por que la legislación garantice la protección integral de las personas en estado de vulnerabilidad, la Coordinadora de Profesionales por la Prevención de Abusos (CoPPA) ha participado en el trámite de información pública para la reforma del Código Civil de Catalunya con unas propuestas que se han dirigido al Departamento de Justicia de la Generalitat.

Con estas aportaciones, realizadas en colaboración con la Fundación Franz Weber y la asociación de operadorés jurídicos INTERcids, se pretende dar adecuada respuesta a las repercusiones que la creciente y generalizada convivencia con animales tiene para las personas que los cuidan. Uno de los principales objetivos es lograr la protección de aquellos menores que sufren a través del maltrato animal ejercido por adultos de su entorno.

De este modo, CoPPA plantea una propuesta de enmienda para atender a la relación existente entre el maltrato a los animales y la violencia doméstica y de género, así como el maltrato y el abuso infantil. Se propone, concretamente, que se contemplen limitaciones a la guarda de menores de edad cuando existen antecedentes de maltrato animal ejercido en contextos de violencia y/o cuando el maltrato animal en el hogar puede haber sido una herramienta para la intimidación, control o abuso del menor.

Las propuestas presentadas por estas entidades también incluyen aportaciones relativas a los criterios judiciales que deben regir en caso de separación, divorcio o nulidad matrimonial, en casos de perjuicios por daños morales y de desheredación.

Han servido de apoyo y justificación a estas propuestas los informes de CoPPA, que exponen los principales resultados de los estudios que, a nivel internacional, han profundizado en el denominado «vínculo humano-animal», así como las investigaciones sobre el uso e impacto del maltrato animal en el contexto de las relaciones violentas.