C. Octubre, 2014.

10102014_imagen_recurso_gabriela

Ponencia de Gabriela Cruz Ares en el Foro Derechos de la Infancia vs Tauromaquia organizado por Alicia Lobato y celebrado en la facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Querétaro.
Durante la celebración del Foro Derechos de la Infancia vs Tauromaquia que tuvo lugar el pasado mes de mayo en la Universidad Autónoma de Querétaro, se partió del posicionamiento del Comité de los Derechos del Niño de la ONU, el cual se pronunció oficialmente en febrero instando a apartar a la infancia y a la juventud de la tauromaquia. Dicho Comité expresó que se trata de una “actividad violenta a la que se expone al niño desde pequeño vulnerando sus derechos a la integridad física y moral”.
Dra. Gabriela Cruz Ares, Médico Psiquiatra especializada en Psiquiatría Legal y Forense, es Psiquiatra Colaboradora en Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente, es Delegada de la Coordinadora de Profesionales por la prevención de Abusos (CoPPA) en México y Miembro de la World Psychiatric Association, siendo investigadora en psicopatía y violencia.

 

Extractos de “Espectáculos violentos y su repercusión en el comportamiento social”:
En 1996, la Asamblea Mundial de la Salud, por conducto de la resolución WHA49.25, declaró que la violencia es un importante problema de salud pública en todo el mundo y pidió a la Organización Mundial de la Salud que elaborara una tipología de la violencia para caracterizar los diferentes tipos de violencia y los vínculos entre ellos. Hay pocas clasificaciones taxonómicas y ninguna es completa.
Los vínculos entre la violencia y la interacción entre los factores individuales y los contextos sociales, culturales y económicos más amplios indican que abordar los factores de riesgo en los diversos niveles del modelo ecológico puede ayudar a disminuir más de un tipo de violencia.
Cuanto más rico sea en afecto y en estímulos y más saludable el ambiente, más podrán desarrollarse las capacidades cerebrales de la persona, por el contrario, un ambiente violento puede estropear un cerebro para siempre.
Un estudio publicado en “Journal of Social Cognitive and Affective Neuroscience” oct 2010, refiere que una sobredosis de escenas brutales lleva a los adolescentes a insensibilizarse ante ellas.
Nuevos estudios apoyados en técnicas de formación de imágenes, que antes no existían, han puesto en evidencia que el maltrato repetido en la infancia y la continua exposición a actos violentos en esta etapa dejan huella en el cerebro, los daños pueden ser irreversibles.

 

 

PDF del Power Point de la presentación:

http://www.coppaprevencion.org/files/espectaculos_violentos_dra_gabriela_cruz.pdf

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies