Seis millones de niños y adolescentes son víctimas de violencia en América Latina

Situación de la violencia infantil en el Perú y en el mundo

En América Latina no menos de seis millones de niños, niñas y adolescentes son víctimas de agresiones severas y 80 mil mueren anualmente por violencia familiar. En el Perú uno de los obstáculos para enfrentar el problema de la violencia infantil es la falta de información sobre el tema, dado que no existen estudios a nivel nacional que permitan conocer la real magnitud de la violencia contra la infancia. Hay estudios parciales sobre este problema.

Un estudio realizado en octubre del año pasado por el Grupo de Análisis para el Desarrollo (GRADE) en Lima, Huancayo y Loreto, concluyó que la violencia contra los niños se da con mayor frecuencia en el hogar. De acuerdo a este estudio, el 44,2 por ciento de los niños han sido víctimas de violencia en el hogar, el 28,3 por ciento en el colegio y 13,3 por ciento por parte de la comunidad. El estudio se realizó con niños y niñas de cero a ocho en 903 hogares de seis distritos de estas tres regiones, dos distritos por cada región.

El estudio revela que el tipo de violencia física contra los niños más frecuente en el hogar es la violencia moderada: 27,4 por ciento de los niños que formaron parte de este estudio habían sido castigados por medio de sanciones que implica lastimarlos con algún objeto; el 14,7 por ciento ha sido víctima de violencia leve y un 6,4 por ciento de violencia severa, como quemaduras o laceraciones.

Una conclusión de este estudio es que la violencia contra la mujer y las actitudes hacia la violencia contra la mujer están asociadas con la severidad del castigo aplicado a los niños. Los niños cuyas madres han sido víctimas de violencia física por parte de su pareja tienen mayor probabilidad de ser castigados de manera más severa, señala el estudio. Asimismo, los niños cuyas madres están más de acuerdo con las justificaciones hacia la violencia contra la mujer por parte de la pareja, están más expuestos a sufrir castigos físicos severos.

“El castigo físico contra los niños es ejercido mayormente por la mujeres, sin embargo, son los hombres los que recurren en mayor proporción a la violencia física severa, la cual es la causante más común de lesiones importantes en los niños. En muchos casos la violencia infantil dentro del hogar es considerada como un instrumento legitimo de disciplina o castigo. Mientras que en el caso de la violencia ejercida por el profesor hacia los niños, existe un grupo significativo de madres que respondió estar de acuerdo con la aplicación de la violencia física contra sus hijos”, señala Martín Benavides, director ejecutivo de GRADE.

De otro lado, el estudio Niños del Milenio ha realizado una investigación sobre la incidencia de la violencia contra la infancia y la labor que cumplen las Defensorías Municipales del Niño y el Adolescente (DEMUNA) frente a este problema. La información presentada en esta investigación, titulada “Políticas públicas sobre infancia: Un mirada a las DEMUNA”, proviene de las encuestas que el estudio Niños del Milenio tomó, en el año 2009, a cerca de tres mil niños y niñas en el Perú.
Esta investigación señala que el 33 por ciento de los niños reportan estar expuestos a algún tipo de maltrato infantil: el 13 por ciento dijo haber sido víctimas de violencia dentro de su hogar, el 6 por ciento en la escuela y el 14 por ciento reveló ser víctimas de abuso tanto en el hogar como en la escuela. De acuerdo a este estudio, las DEMUNA atienden solamente al 20 por ciento de los hogares con problemas familiares y a 24 por ciento de los niños y niñas que se encuentran en riesgo. Los resultados de esta investigación de Niños del Milenio coinciden con lo señalado por el estudio de GRADE de que el hogar es el principal espacio de violencia contra los niños y niñas.

En opinión de Martín Benavides, mientras no exista una articulación en la manera de recabar información sobre la violencia contra la infancia este problema no podrá ser atacado de forma correcta. “El problema es que los reportes se hacen considerando diferentes maneras de recoger información. Por ejemplo, el Ministerio de la Mujer elabora reportes en base a denuncias, la policía también tiene alguna información en base a denuncias hechas. Sabemos que las denuncias han aumentado, pero eso no necesariamente implica que ahora haya más casos de violencia contra los niños, podría ser que ahora estos casos se denuncian más”.

A nivel internacional, un estudio realizado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) señala que en América Latina no menos de 6 millones de niños, niñas y adolescentes son objeto de agresiones severas y 80 mil mueren cada año por la violencia que se presenta al interior de la familia.

Fuente: http://www.inversionenlainfancia.net/web/blog/noticia/1408